Es un recurso que usamos en la Clínica Dental LianDent para beneficiar al paciente niño, controlar su conducta y poder realizar el tratamiento dental necesario.

La sedación consciente está indicada en aquellos niños de difícil comportamiento, ya sea por su edad, alguna limitación física o mental, una mala experiencia anterior o también en los pacientes que tengan urgencia de recibir el tratamiento odontológico y no se puede esperar un periodo de adaptación previa.

Es un procedimiento seguro en niños totalmente saludables, por eso es importante la consulta con su médico pediatra para establecer el estado de salud general del niño además de su riesgo quirúrgico.

El objetivo de la sedación consciente es generar un efecto amnésico, es decir que el niño no recuerde todo lo que se hizo durante el tiempo de tratamiento (aprox. 1 hora), periodo en el que se realiza la mayor cantidad de procedimientos.

Para la sedación se administra un fármaco (midazolam) en una dosis que vaya de acuerdo al peso del paciente. Es indispensable que el niño se encuentre en ayuno.

Durante el procedimiento es importante que el paciente este acompañado de un adulto responsable, al que se dará indicaciones previas y posteriores a la realización de la sedación.

Consulte con el especialista para mayor información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *