¿Cuánta azúcar contiene ese almuerzo? Un almuerzo preparado en casa puede ser una alternativa más económica y saludable que el comedor escolar, pero todo depende de qué contiene esa bolsa de almuerzo. Pruebe estos consejos para que sus hijos lleven un almuerzo totalmente distinto que incluso su dentista aprobará.

  1. Diga «no» al puré de manzana

Las tazas de compota de manzana son prácticas y transportables, pero este alimento contiene una gran cantidad de azúcares naturales y agregadas que generan caries. En cambio, intente con un pequeño recipiente de requesón. Para sazonar un poco su plato, ¡puede incluir algunos arándanos o fresas en rodajas para agregarle sabor!

  1. Elija una fruta real

Opte por un alimento genuino. Ofrezca rodajas de platano, manzana y fresas o pruebe con opciones sin preparado como las uvas y las mandarinas.

  1. Leche pura es la mejor opción

La leche es una fuente ideal de calcio. Pero las opciones saborizadas, como la leche chocolatada o de fresas, contienen azúcar agregada que pueden causar caries. Reemplace estas opciones dulces por la leche sola para reducir el consumo innecesario de azúcar. Para darle un toque de diversión a la leche pura, puede probar agregándole una gota de colorante para alimentos. Si a sus hijos no les gusta la leche, las tiras de queso son otra buena opción láctea.

  1. Evite los bocadillos con alto contenido de carbohidratos

Los bocadillos salados como los pretzels, las papas fritas y las galletas saladas pueden no parecer nocivos para los dientes porque tienen un bajo contenido de azúcar, pero no se confunda. Los almidones comunes pueden ser igual de dañinos que los dulces, si no peores. Estos bocadillos se descomponen en una sustancia pegajosa, que recubre los dientes y promueve las caries. ¿Busca alguna alternativa crocante? Pruebe con semillas de girasol, almendras o zanahorias pequeñas. Otras sugerencias de bocadillos sabrosos incluyen huevos duros hervidos y trozos de queso cheddar.

  1. Elija vegetales coloridos

Ofrézcale a sus hijos una variedad de vegetales coloridos. Es más probable que los niños coman bocadillos estéticamente atractivos, y los diferentes colores representan diferentes vitaminas y minerales. Los vegetales rojos y naranjas aportan por lo general un alto contenido de vitamina C (buena para las encías), mientras que los vegetales de hojas verdes son una buena fuente de calcio (para lograr dientes fuertes). Considere los tomates, las tiras de pimientos rojos y amarillos y el brócoli al vapor con queso fundido.

Con estas alternativas estará cuidando la salud dental de sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *