El mejor modo de evitar el desarrollo de una enfermedad bucodental es prevenirla. La odontología preventiva es clave para detectar a tiempo patologías como la caries o las enfermedades periodontales. A nivel profesional, existen diversas técnicas en odontología preventiva para mantener una sonrisa sana durante más tiempo:

  • Higiene dental profesional. Mediante esta técnica se elimina de forma definitiva el sarro acumulado y se detecta la formación de otras complicaciones como la caries.
  • Curetaje. Esta técnica consiste en raspar las superficies de las piezas dentales para eliminar los restos de bacterias de los surcos gingivales. Con esta técnica evitamos el desarrollo de la periodontitis.
  • Exploraciones periódicas. Acudir al dentista regularmente es esencial para una buena prevención. Esto ayuda a detectar a tiempo síntomas de patologías bucodentales que pueden pasar por alto a simple vista.

En casa también podemos realizar diferentes técnicas de prevención para evitar el desarrollo de las principales enfermedades bucodentales:

Higiene bucal diaria

Una higiene adecuada y diaria es fundamental para evitar el desarrollo de una enfermedad bucal. Una higiene completa pasa por tres fases: cepillado, enjuague e hilo dental.

Dieta sana

La dieta debe ser equilibrada y baja en alimentos con un alto contenido de azúcares y carbohidratos, porque favorecen la acumulación de placa bacteriana en la boca. También es importante cuidar los niveles de calcio, para que el hueso no se deteriore. Además, es fundamental evitar hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol, que favorecen la sequedad y la acumulación de placa en la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *