La caries es una enfermedad oral que se da con una frecuencia similar a la de un resfriado, sólo que es bastante más complicada de tratar. No se cura mediante una simple ingesta de medicamentos, y mucho menos la podemos dejar de tratar. De hecho, puede llegar a tirarnos los dientes si no le hacemos caso. A forma de prevención, llega nuestro amigo, el sellante dental.

El sellante dental es una solución tan simple como efectiva, gracias a esta técnica podemos prevenir la aparición y acción de la caries dental.

La combinación de una buena rutina de higiene oral con la acción del sellante dental hará de nuestra boca un fuerte infranqueable para las infecciones orales.

Ahora que hemos explicado los beneficios del sellante dental, debemos explicar qué es en sí esta técnica.

El sellante dental es una sustancia incolora que se aplicada en las de fosas y fisuras de las superficies masticatorias de los molares y premolares, evitando de esta manera que las bacterias penetren y degraden los dientes.

De nada nos sirve usar el sellante dental si no lo acompañamos de un buen cepillado diario, que al final es lo que eliminará la placa de nuestra boca.

Mantener una boca sana dependerá tanto de la higiene oral que tengamos como de la propia dieta. Eliminando azúcares y bebidas carbonatadas ya tendremos el terreno bastante allanado para mantener una buena salud oral.

Se recomienda visitar a nuestro dentista al menos una vez al año para que nos indique cómo se está desarrollando todo en nuestra boca.

Si tienes dudas sobre cómo se realiza el sellante dental sólo pregúntale a cualquiera de nuestros expertos en LianDent. Ellos te explicarán los pormenores de la técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *