¿Sufres sensibilidad dental? Te contamos unos trucos para combatirla

¿Te has dado cuenta de que sufres sensibilidad dental porque notas molestias cuando tomas alimentos o bebidas fríos? Suele pasar en verano, que es cuando más consumimos bebidas frías, helados etc.

No te preocupes. Vamos a compartir contigo una serie de trucos para que hagas frente a este problema.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental es un dolor transitorio que se produce cuando la dentina queda expuesta a estímulos externos, como cambios de temperatura, bebidas o alimentos ácidos, el cepillado dental realizado de manera agresiva o el rechinado de los dientes, entre otros.

Por esolos síntomas de que se sufre sensibilidad dental suelen ser molestias similares a corrientes al beber o comer alimentos demasiado fríos o calientes, dolor en el cepillado dental, molestias al entrar aire en la boca al respirar…

Se trata de un problema que debe ser tratado, puesto que, si las molestias generan una deficiente higiene dental, pueden surgir más problemas añadidos.

Trucos para combatir la sensibilidad dental

Utiliza una pasta dental y enjuagues específicos para dientes sensibles. Te ayudarán a calmar las molestias y además reforzarán el esmalte dental.

Cepíllate los dientes con un cepillo de filamentos suaves y extremos redondeados, para prevenir la abrasión del esmalte.

Cambia de cepillo dental asiduamente y ayuda en la higiene bucal con la seda dental para limpiar los espacios entre los dientes y un limpiador lingual.

Procura que no hay excesivos cambios bruscos de temperaturas en los alimentos y bebidas que consumes. Cuanto más te acerques a la temperatura ambiente, menos notarás las molestias.

No consumas alimentos ácidos, como algunas frutas, vino, vinagres y refrescos.

No agraves el problema introduciendo objetos en la boca que puedan provocar un desgaste de los dientes, como lápices, bolígrafos, etc.

Si padeces bruxismo, utiliza una férula para dormir para proteger tu dentadura.

Consulta con nosotros si fuera necesario aplicar un barniz de flúor. El flúor protege los dientes y los fortalece.

Cuidado con ciertas costumbres y hábitos que dañan los dientes. Los dientes son para comer, no para abrir envases, cortar plásticos, etc. Debes cambiar este tipo de hábitos.

Como ves, se trata de unas sencillas pautas que te ayudarán a combatir la sensibilidad dental. Si aun así las molestias, te aconsejamos que acudas a consulta para que podamos evaluar si hubiera otro tipo de problemas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *