El cepillado dental diario es uno de los pilares de una sonrisa sana: ayuda a prevenir patologías como la caries, la formación de sarro, y permite lucir unos dientes más blancos.

Existen otros trucos para conseguir un cepillado dental más eficaz:

  • Cepillado por la noche. Durante la noche disminuye la producción de saliva, que tiene un papel esencial en la eliminación de placa bacteriana. Así, las bacterias atacan el esmalte y es fundamental protegerlo con un buen lavado y flúor antes de ir a dormir.
  • Esperar unos 20 o 30 minutos antes de cepillar los dientes. De este modo no arrastramos la placa y conseguimos una limpieza más eficaz.
  • Cambiar de cepillo. Con el tiempo tanto el cepillo manual como el eléctrico dejan de ser tan eficaces como al principio. Por ello se recomienda reponerlos cada 2 o 3 meses.

El cepillado dental diario será el primer paso para lucir una sonrisa más sana, bonita y brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *