Muchos son los que con el paso del tiempo comienzan a ver unas manchas negras entre los dientes.

Parece algo insignificante y fijo que en un primer momento no nos parece perjudicial para nuestra salud.

Algo que vamos dejando pasar y por lo que a priori no nos preocupamos para nada.

A veces las manchas en los dientes son una alteración del esmalte dental.

En otras ocasionas son provocadas por el sarro dental.

Las manchas dentales alteran la estética de nuestra sonrisa.

Provocan que los dientes pierdan el tono blanco y se vean oscurecidos, provocando en muchos casos complejos al sonreír.

Si esto te ocurre, no hace falta que temas como si de algo imposible de curar se tratase, pero tampoco te dejes ir.

Lo mejor que puedes hacer en todo caso es acudir a tu dentista habitual.

Porque, si en un principio no le das importancia, debes saber que aunque tiene fácil solución el sarro dental no es del todo beneficioso para tu salud bucodental.

Cuando empieces a ver las primeras manchas negras o marrones en los dientes, acude a un odontólogo.

Aparte de problemas en el esmalte, o del acúmulo de sarro dental, pueden aparecer por otros motivos.

Tomar mucho café, té negro o vino, así como fumar hace con que los dientes se manchen.

Así mismo debes evitar aquellos alimentos que tiñen mucho los dientes.

Otra causa frecuente que provoca manchas negras en los dientes es el uso prolongado de enjuagues bucales que tienen clorhexidina.

Una vez retiradas estas causas y limpiadas las manchas puedes hacer un blanqueamiento dental para lograr una sonrisa bonita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *