La higiene bucal en pacientes con ortodoncia es un hábito al que se debe prestar especial atención. De este modo, impediremos que la placa bacteriana se acumule alrededor del aparato, evitando contratiempos y optimizando el tratamiento. Les contamos cómo:

  1. Cepillo dental. Es fundamental para remover la placa bacteriana. Debe hacerse de forma exhaustiva y al menos entre dos y tres veces al día. Lo ideal es seguir una técnica de cepillado  que cubra las necesidades de quienes llevan ortodoncia. Además, cuando se trate de brackets, el cepillado se debe hacer con suavidad, empezando por la parte frontal,  continuando con las zonas superior e inferior del bracket y prestando especial atención a la zona de la encía.
  2. Reveladores de placa. Se trata de productos muy útiles a la hora de seguir una rigurosa higiene dental. Los reveladores de placa tiñen los dientes, mostrando las zonas en las que queda placa que eliminar para así poder perfeccionar la limpieza de dichas zonas.
  3. Cepillos interproximales. Su forma y pequeño tamaño los convierte en la mejor herramienta para eliminar los restos de alimentos en las zonas de contacto de los dientes y en zonas de los brackets de más difícil acceso.
  4. Hilo dental. Ayuda a la limpieza de los espacios interdentales. Además, existen hilos diseñados para portadores de ortodoncias.
  5. Irrigadores bucales. Son aparatos de fácil manejo que ayudan a la limpieza de la boca mediante agua a presión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *