Actualmente ya constituye una necesidad, tanto individual como social, el poder disfrutar de una adecuada salud bucal. Estos son algunos beneficios de tener una boca sana.

Nos libera de las sensaciones de dolor que pueden comportar las enfermedades bucales que se producen si no tenemos un correcto cuidado.

Eliminamos un foco potencial que genera enfermedades en otros órganos del cuerpo.

Acrecienta nuestra autoestima y facilita las relaciones interpersonales. ¿Quién no quiere poder verse a si mismo con un aspecto de persona cuidada, sana y con buena presencia? ¿Qué nos resulta más agradable, tener delante a una persona con una bonita dentadura y una sonrisa agradable o lo contrario?  ¿Cómo nos “vendemos” mejor y resultamos mas agradables a los demás? Hoy en día ya es inadmisible socialmente, en nuestros trabajos, en nuestros círculos de amistades, etc, presentarse con aspecto de persona abandonada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *