1.Cepillar los dientes mínimo dos veces al día.

Cada vez después de comer, si los niños tienen aparatos. El cepillado más importante es el de la mañana porque es cuando se tiene mayor carga bacteriana.

2. ¿Cepillo manual o eléctrico?

Los dos son buenos siempre que los utilicemos correctamente. En niños, el cepillo eléctrico después de los 12 años.

3. Establecer un orden de cepillado.

Dividir la boca en cuadrantes, ir de la zona superior a la inferior, como se quiera establecer el orden siempre que no se olviden de ninguna zona de la boca.

4. El cepillado va desde la encía hacia el diente.

Las caras externas con movimientos ascendentes, las caras internas con cepillados perpendiculares, combinar la técnica con movimientos circulares y que las cerdas entren un poco en la encía.

5. Los dientes se cepillan de uno en uno.

Los especialistas inciden en la importancia de cepillar cada uno de los dientes y recuerdan dos cepillados no son suficientes, hay que insistir.

6. Utilizar técnicas de higiene complementaria.

Los expertos recomiendan enjuagar la boca con flúor solo una vez al día y de ser posible por la noche. Utilizar hilo dental o el cepillo interdental y terminar siempre con la higiene de la lengua.

7. Tener cuidado con las comidas entre horas.

Los especialistas recomiendan que, en vez de que los niños consuman entre horas refrescos, zumos o batidos, es preferible darles de beber agua o leche y siempre elegir el pan natural ante el pan de molde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *