Cuando pierdes un diente hay factores tanto de estética y de función que se pierden. Por ello, es importante reponer los dientes perdidos lo antes posible para evitar alteraciones en la boca y problemas estéticos y de masticación.

El puente es una prótesis dental fija que se cementa a los dientes vecinos permitiéndote recuperar la estética y la masticación. Por otra parte, el implante es una raíz artificial de titanio que se coloca en el hueso.

Tanto el puente dental como el implante permite reponer el diente perdido devolviéndote la estética y la masticación.

Los implantes son un tratamiento más conservador que los puentes. Por ello, la mayoría de los dentistas aconsejan la colocación de implante en lugar de un puente dental.

Con relación al precio, actualmente es muy similar el coste de un puente dental y de un implante. Sin embargo, la duración del implante es mayor y también tiene la ventaja de mantener tu hueso y no ser necesario limar los dientes adyacentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *