Todos los pacientes que decidan hacerse un blanqueamiento dental deberán cumplir los siguientes requisitos para poder someterse a esta práctica:

-Tener las superficies de los dientes limpias y exentas de placa bacteriana.
-Se deberá mantener una higiene bucodental muy cuidada.
-Tener sanas las encías.
-No debe tener caries, infecciones así como tampoco podrá presentar obturaciones filtradas.
De esta forma queda claro que un blanqueamiento dental no es apto para cualquier paciente. Por lo que en aquellos casos que la persona presente alguna situación de las que hemos comentado será necesario que arreglar la problemática de forma previa.

Casos en los que no se recomienda el blanqueamiento dental

-Mujeres embarazadas o en período de lactancia.
-Si los dientes presentan fisuras profundas.
-En menores de 13 años (antes de la erupción de los dientes permanentes).
-Y si se tiene hipersensibilidad dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *