¿Cuáles son las señales que pueden indicar que necesitas ponerte ortodoncia?

-Mordida abierta: se da cuando, al cerrar la boca, no hay contacto entre algunos dientes superiores con sus homólogos inferiores. Puede provocar problemas para morder bien, tensión excesiva en la mandíbula y desgaste de las muelas.
-Mordida cruzada: en general, nos referimos a esta patología cuando la mandíbula inferior o los mismos dientes inferiores aparecen desplazados, ya sea hacia los lados o hacia delante. La mordida cruzada puede hacer que las encías se retraigan o provocar pérdida de dientes. En casos severos también puede provocar problemas estéticos en la cara.
-Sobremordida: La sobremordida se da cuando las piezas dentales superiores cubren por completo las inferiores. La sobremordida puede provocar apiñamiento inferior, problemas en las encías y desgaste de los dientes.

– Dientes apiñados: si nuestros dientes se sobreponen uno encima de otro decimos que están apiñados. Lejos de ser solo un defecto estético, también puede provocar tensión mandibular y hacer que se acumule la placa bacteriana.
-Diastema o dientes separados: el caso opuesto se da cuando algunas piezas dentales están muy separadas entre sí. En este caso, podemos tener una propensión a acumular comida entre los dientes y también tener problemas en las encías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *